Sotero Martinez, Maquilero

Sotero Martinez, Maquilero

Casi 20 años al frente del negocio familiar han permitido a Sotero Martínez Ortega vivir diferentes ciclos en el negocio de las empresas de servicios agrícolas, “y este, en concreto, es complicado, con muy baja rentabilidad”, asegura. “Los neumáticos Trelleborg me ayudan a ofrecer el mejor servicio posible a mis clientes”, añade.

Sotero Martinez Ortega

Sotero Martínez Ortega, Maquilero de San Pedro (Albacete), realiza todo tipo de trabajos agrícolas en los terrenos de su propiedad y, para terceros, únicamente tareas de recolección, afronta la campaña 2015 dispuesto a trabajar el máximo número de hectáreas posible con su New Holland CX8070, una cosechadora adquirida hace cuatro años con una inversión importante, con la que ha hecho una media de 900 horas por campaña.

“Antes había más trabajo que ahora, llegábamos a las 1.100 horas por campaña haciendo trigo, maíz y girasol, pero cada vez hay más competencia y las máquinas son más grandes, así que solo llevamos varias fincas en Sevilla y Ciudad Real”. Y ampliar los beneficios no es fácil porque “ya no se trata de subir los precios, sino simplemente de mantenerlos”.

“El sector de las cosechadoras era un negocio hace 40 años”, prosigue Sotero, “pero en el año 2000, cuando compré la primera cosechadora a mi nombre, mi padre me advirtió de las dificultades de este negocio. Ahora tengo un maquinista, pero durante muchos años he trabajado yo solo”.

El reto es ofrecer el mejor servicio posible a sus clientes. Para ello, equipa la cosechadora con los equipamientos que mejor considera que se adaptan, entre los que se encuentran los neumáticos Trelleborg. “La cosechadora vino de fábrica con neumáticos de otra marca”, recuerda el agricultor manchego, “y cuando llegaba a su máximo de peso, que ronda las 28-29 toneladas, se ladeaba y la llanta se ‘comía’ el neumático. Ahora, con los Trelleborg este problema se ha solucionado y van muy bien”.

Sotero, que ya había podido comprobar el rendimiento de Trelleborg en su anterior cosechadora, se muestra “muy contento, porque en carretera la máquina no tiene vibraciones y no patina, ni siquiera cuando va con la tolva completamente llena”.

El maquilero recuerda que “la New Holland TX66 la vendí con los neumáticos en muy buen estado después de tres campañas. Ahí pude comprobar la calidad de Trelleborg, que estoy volviendo a comprobar con mi cosechadora actual”.

Descargas PDF