Álvaro Chaqué Fernandez, Contratista

Álvaro Chaqué Fernandez, Contratista

Calidad y, sobre todo, servicio postventa. De acuerdo con estas premisas, Álvaro Chaqués Fernández tiene claro que todos los juegos de cubiertas que tenga que montar en sus cuatro tractores serán Trelleborg. “En maquinaria o neumáticos, la asistencia que te ofrezcan es fundamental porque de nada sirve tener una máquina muy buena o de una marca con prestigio, si tiene que estar parada por una avería”.

Lo sabe muy bien porque las dos empresas que dirige le obligan a mantener una actividad continua durante las 24 horas del día. “Y no podemos tener las máquinas paradas porque se pierde mucho dinero”, puntualiza. Con el Grupo Chaqués se ocupa de la explotación de las 220 hectáreas que tiene en propiedad, mientras que con Álvaro Chaqués Fernández, S.L. se dedica a realizar trabajos a terceros que le permiten disponer de un parque de maquinaria importante con el que atender distintos tipos de labores, no solo estrictamente agrícolas, con una plantilla de cinco trabajadores fijos más los eventuales contratados durante los meses de verano, especialmente para el cultivo de la fresa.

Las oficinas e instalaciones se encuentran en La Isla (Huelva), una zona donde predomina el cultivo del arroz, cuya campaña arranca en febrero con la selección de la semilla y la preparación de las tareas a realizar en los meses posteriores, incluida la asistencia.

A finales de abril proceden con el movimiento del terreno para su oxigenación, a continuación se nivela, se abona, se riega en abundancia y se culmina con la siembra. Con la llegada de la estación otoñal se realiza la cosecha y su tratamiento posterior. Las abundantes lluvias de los dos últimos años han permitido obtener producciones “muy buenas”, que han ido acompañadas de unos precios de venta que “están bien”, dice Álvaro, “pero esperamos que suban un poco más”.

Los trabajos de nivelación del terreno con traílla y pala láser constituyen otro de los ejes de la actividad de Álvaro Chaqués Fernández. Amplían el horizonte empresarial pero someten a los equipos de trabajo a un nivel de exigencia elevado, que en el caso de los tractores se sitúa de media en las 10.000-15.000 horas, con dos juegos de neumáticos al año: unas 2.000 horas en el eje delantero y entre 3.500-4.000 horas en el trasero en los trabajos más duros.

Álvaro es ejemplo de joven empresario que lucha por conseguir la máxima producción. Todas sus inversiones en maquinaria buscan una mayor rentabilidad. Y desde que comenzó a trabajar con Trelleborg no ha vuelto a cambiar de proveedor de neumáticos. “El servicio que tiene nadie me lo ha dado antes”, asegura. “Buena parte de ‘culpa’ es de Neumáticos Ramón, distribuidor de La Puebla del Río (Sevilla), siempre eficaz y rápido en la resolución de cualquier problema que pueda surgir con independencia del día y la hora. Y esto es decisivo en el momento de elegir una marca u otra”, según Álvaro, que quiso destacar el comportamiento de la marca hace unas semanas cuando le sustituyeron “sin más problemas” un juego de neumáticos que apenas habían trabajado durante 800 horas y que presentaban un nivel de desgaste anormal.

Pero, aunque el servicio postventa sea para Álvaro un factor decisivo en el momento de la elección de los neumáticos para sus tractores, la calidad y durabilidad no dejan de ser también argumentos muy tenidos en cuenta. “Trelleborg es un buen neumático para trabajos fuertes, que se adapta muy bien al campo. No es duro y nunca he tenido problemas de cortes o abombamientos. Es un neumático que no da dolor de cabeza”.

Un mantenimiento adecuado es fundamental para prolongar la vida de los neumáticos. Aquí se incluye el inflado correcto, para buscar el equilibrio de peso adecuado en el equipo de trabajo. “Nosotros utilizamos agua también para evitar patinamientos y prolongar su vida. Así el tractor va más asentado y es mucho mejor”.

El presente, por tanto, es muy esperanzador para Álvaro Chaqué Fernández. La incógnita se abre cuando levanta la vista hasta 2013. “Ahora mismo, con las subvenciones, el arroz es un cultivo rentable. Veremos qué pasa con la nueva PAC (Política Agrícola Común). A partir de ese año habrá que ofrecer lo que demande el mercado, hacer números y buscar las soluciones apropiadas”.

Descarga PDF